Esencial para una buena candidatura: Carta de presentación

carta-de-presentacion

La carta de presentación es el anexo más importante que incluirás a lo largo de la vida, porque es el único anexo que se torna tan o más importante, además de llamativo, para la persona que lo recibe.

¿Qué es?

Como su nombre lo indica, la carta de presentación es simplemente un documento, que no excede los dos folios, y que contiene:

  • Tu información personal y datos básicos;
  • Datos de la empresa;
  • Motivos de la carta;
  • Cualidades y capacidades;
  • Conclusión.

Se anexa precisamente al currículum vitae cuando se entrega en respuesta a un anuncio, o cuando es la hora de buscar empleo. Ella sé “limita” a mostrar tu interés por ocupar ese cargo y da relevo a tus cualidades y capacidades.

¿Por qué dar relevo a información que incluyes en el CV?

Es importante recordar que cuando existe un proceso, por parte de una empresa, para encontrar el mejor empleado, existen muchísimas candidaturas y todas son semejantes. Y nos referimos a semejantes no solo en el formato, sino en descripciones personales, sobretodo, en lo que toca a la propia valorización personal.

Teniendo en cuenta que el encargado de seleccionar los posibles candidatos, aptos para el cargo, también es un ser humano con limitaciones, necesita algo diferenciador, o por lo menos lo suficientemente marcante para que, entre tantos, se acuerde de uno en particular. Es aquí que la carta de presentación hace la diferencia.

Si todos la envían ¿continua siendo un factor diferenciador?

No te equivoques, aunque existen muchas recomendaciones al respecto, no todas las personas envían una carta de presentación, y nada tiene que ver con el tipo de candidatura que se hace.

Si en una candidatura específica hace sentido, en una espontánea también. Su contenido no tendrá, obviamente, aquel enfoque minucioso, pero continua siendo una carta de presentación que coloca en relieve tu valor como persona y profesional, pero que, sobretodo, demuestra el interés que tienes por ser útil a la sociedad.

¿Existe algún formato específico para hacerla?

No, excepto lo que ya te mencionamos anteriormente con relación al tipo de candidatura a que respondes. Es una carta libre.

Las informaciones que anteriormente te colocamos en lista, son las básicas para reconocer a quien pertenece, pues aunque vaya junto a tu currículum vitae, podrá perderse por cualquier motivo. Ahora, con relación a la forma en que debes mostrar interés o tu valor como profesional, queda a tu criterio.

Nuestra opinión…

Creemos que vale la pena apostar en la carta de presentación. No constituye un gran trabajo, ni nada imposible de hacer y tiene muchas ventajas. Dejar claro de todas las formas posibles, sin tornarte molesto, que quieres y eres capaz de asumir el compromiso con la empresa, es de las cosas más positivas que podrás dejar trasparecer.

Y si no eres seleccionado, no desesperes, podrás haber dejado una marca positiva en la empresa y quién sabe si no estarán pensando en ti para una próxima oportunidad.

Encuentra en Jobtide las mejores ofertas de trabajo

Comentários

comentários